Estas en: Novedades
¿APRUEBAS UN EXAMEN POR CASUALIDAD O CAUSALIDAD? por Marcial Perez y Ramiro Loguercio

¿APRUEBAS UN EXAMEN POR CASUALIDAD O CAUSALIDAD? por Marcial Perez y Ramiro Loguercio

Publicada el 17/01/2016

El mundo complejo en el que vivimos nos oscurece y oculta las relaciones entre cosas y hechos haciéndonos creer que algo milagroso ha ocurrido.


¿Sabes lo que significa Serendipia? Su etimología se encuentra en Serendip, nombre persa de la isla de Ceilán, donde transcurre un relato tradicional oriental, titulado \"Los tres príncipes de Serendip\" que te contaremos al final de esta nota.


La palabra serendipia, o “serendipity” en inglés, acuñada por Horace Walpole en 1754, remite al hallazgo casual de algo cuando no se lo buscaba. Esto es algo que en la ciencia ocurre a menudo, pero quizás debamos revisar el rasgo de casualidad a su definición. En definitiva Alexander Fleming no hubiese descubierto la penicilina si no hubiese dejado sus cajas de Petri sin lavar y no hubiese sido un buen observador de lo que sucedió. Su hallazgo no fue casual, y postulo aquí que lo casual siempre es causal. No existe la casualidad sino la causalidad, sólo que a veces no comprendemos las relaciones entre causa y efecto y creemos que alguna circunstancia pudo tratarse de un hecho fortuito.


Con el aprendizaje es similar. A veces creemos que la mala suerte nos ha hecho desaprobar o que la buena suerte hizo que nos tomaran el tema que habíamos estudiado. Sin embargo, si tomamos como hábito, metafóricamente hablando, preparar el terreno, ararlo, quitarle la maleza, abonarlo, sembrarlo y protegerlo del viento, el día que llueva coincidirán todos los factores que hacen al crecimiento de una flor.


El hábito de estudio cotidiano, de planificar, jerarquizar y perseverar en el esfuerzo más allá de contratiempos, nos llevará a una causalidad segura. La buena suerte no es casual sino causal. ¡Podemos hacer que las cosas sucedan en vez de dejar que nos sucedan! Y ahora si, ya que has llegado hasta aquí no será casual que te encuentres con el relato de Serendip. ¡Tu te lo has ganado por leer causalmente hasta el final!


CUENTO: LOS 3 PRINCIPES DE SERENDIP


El discípulo miró al maestro en la profundidad de la tarde.


- \"Maestro, ¿es bueno para el sabio demostrar su inteligencia?\"


- \"A veces puede ser bueno y honorable permitir que los hombres te rindan honores.\"


- “¿Sólo a veces?”


- “Otras puede acarrearle al sabio multitud de desgracias. Eso es lo que les sucedió a los tres Príncipes de Serendip, que utilizaron distraídamente su inteligencia. Habían sido educados por su padre, que era arquitecto del gran Shá de Persia, con los mejores profesores, y ahora se encaminaban en un viaje hacia la India para servir al Gran Mogol, del que habían oído su gran aprecio por el Islam y la sabiduría. Sin embargo, tuvieron un percance en su camino.”


- “¿Qué les pasó?”


- “Una tarde como esta, caminaban rumbo a la ciudad de Kandahar, cuando uno de ellos afirmó al ver unas huellas en el camino: “Por aquí ha pasado un camello tuerto del ojo derecho\".


- “¿Cómo pudo adivinar semejante cosa con tanta exactitud?”


- “Había observado que la hierba de la parte derecha del camino, la que daba al río, y por tanto la más atractiva, estaba intacta, mientras la de la parte izquierda, la que daba al monte y estaba más seca, estaba consumida. El camello no veía la hierba del río.”


- “¿Y los otros príncipes?”


- “El segundo, que era más sabio, dijo: “le falta un diente al camello.”


- “¿Cómo podía saberlo?”


- “La hierba arrancada mostraba pequeñas cantidades masticadas y abandonadas.”


- “¿Y el tercero?”


- “Era mucho más joven, pero aun más perspicaz, y, como es natural, en los hijos pequeños, más radical, al estar menos seguro de sí mismo. Dijo: “el camello está cojo de una de las dos patas de atrás. La izquierda, seguro\"


- “¿Cómo lo sabía?”


- “Las huellas eran más débiles en este lado.”


- “¿Y ahí acabaron las averiguaciones?”


- “No. El mayor, picado en esta competencia, afirmó: “por mi puesto de Arquitecto Mayor del Reino que este camello llevaba una carga de mantequilla y miel.”


- “Pero, eso es imposible de adivinar.”


- “Se había fijado en que en un borde del camino había un grupo de hormigas que comía en un lado, y en el otro se había concentrado un verdadero enjambre de abejas, moscas y avispas.”


- “Se trata de un difícil reto para los otros dos hermanos.”


- “El segundo hermano bajó de su montura y avanzó unos pasos. Era el más mujeriego del grupo por lo que no es extraño que afirmara: \"En el camello iba montada una mujer\". Y se puso rojo de excitación al pensar en el pequeño y grácil cuerpo de la joven, porque hacía días que habían salido de la ciudad de Djem y no habían visto ninguna mujer aún.”


- “¿Cómo pudo saberlo?”


- “Se había fijado en unas pequeñas huellas de pies sobre el barro del costado del río.”


- “¿Por qué había bajado? ¿Tenía sed?”


- “El tercer hermano, absolutamente herido en su orgullo de adolescente por la inteligencia de los dos mayores, afirmó: \"Es una mujer que se encuentra embarazada, hermano. Tendrás que esperar un tiempo para cumplir tus deseos\".


- “Eso es aún más difícil de saber.”


- “Se había percatado que en un lado de la pendiente había orinado pero se había tenido que apoyar con sus dos manos porque le pesaba el cuerpo al agacharse.”


- “Los tres hermanos eran muy listos.”


- “Sin embargo, su sabiduría les trajo muchas desgracias.”


- “¿Por qué?”


- “Por su soberbia de jóvenes. Al acercarse a la ciudad, contemplaron un mercader que gritaba enloquecido. Había desaparecido uno de sus camellos y una de sus mujeres. Aunque estaba más triste por la pérdida de la carga que llevaba su animal, y echaba la culpa a su joven esposa que también había desaparecido.”


- “¿Era tuerto tu camello del ojo derecho?”, le dijo el hermano mayor.


- “Sí”, le dijo el mercader intrigado.


- “¿Le faltaba algún diente?”


- “Era un poco viejo”, dijo rezongando, “ y se había peleado con un camello más joven.”


- “¿Estaba cojo de la pata izquierda trasera?”


- “Creo que sí, se le había clavado la punta de una estaca.”


- “Llevaba una carga de miel y mantequilla.”


- “Una preciosa carga, sí.”


- “Y una mujer.”


- “Muy descuidada por cierto, mi esposa.”


- “Qué estaba embarazada.”


- “Por eso se retrasaba continuamente con sus cosas. Y yo, pobre de mí, la dejé atrás un momento. ¿Dónde los habéis visto?”


- “No hemos visto jamás a tu camello ni a tu mujer”, buen hombre, le dijeron los tres príncipes riéndose alegremente.


El discípulo también rió.


- “Eran muy sabios.”


- “Sí, pero el buen mercader estaba muy irritado. Cuando los vecinos del mercado le dijeron que habían visto tres salteadores tras su camello y su mujer, los denunció.”


- “¡Pero, ellos tenían razón!”


- “Los perdió su soberbia juvenil. Habían señalado todas esas características del camello con tanta exactitud que ninguno les creyó cuando afirmaron no haber visto jamás al camello. Y se habían reído del mercader, había muchos testigos. Fueron llevados a la cárcel y condenados a muerte ya que en Kandahar el robo de camellos es el peor delito, más que el rapto de esposas.”


- “¡Qué triste destino para los sabios!”


- “La cosa no acabó tan mal. La esposa se había escapado, y pudo llegar antes de que los desventaran en la plaza pública, como era costumbre para castigar a los ladrones de camellos. El poderoso Emir de Kandahar se divirtió bastante con la historia y nombró ministros a los tres príncipes. Por cierto, que el segundo hermano se casó con la muchacha, que estaba bastante harta del mercader.”


- “La sabiduría tiene su premio.”


- “La casualidad los salvó y aprendieron a ser mucho más prudentes a la hora de manifestar su inteligencia ante los demás.”


Y YO DIGO, \"¡NO FUE CASUALIDAD, FUE CAUSALIDAD!\"



Comparte esta noticia con tus amigos:

Comentarios de la noticia

+ Noticias relacionadas:

- TALLER DE NEUROCIENCIAS APLICADAS AL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

- A esta selección le falta alegría, disfrute, confianza y expectativas, por Marcial Perez

- LOS DOCENTES SOMOS COMERCIANTES, por Marcial Perez

- EL GENIO EN LOS GENES (Y EN EL APRENDIZAJE) por Marcial Perez

- 1º Taller de Neurociencias Aplicadas al Entrenamiento de Fútbol - CABA

- EL SECRETO DE LOS JÓVENES QUE TRIUNFAN, por Marcial Perez

- Nuevo TALLER de 'Neurociencia Aplicada al Entrenamiento del Fútbol' el DOMINGO 4 de Septiembre en Vita Sports CABA.... los esperamos!!!!!!

- ENTRENAR LA MENTE PARA DECIDIR CON CREATIVIDAD, por Marcial Perez

- PONGAMOS EL FOCO en el lugar correcto: PREPARANDONOS, por Marcial Perez y Ramiro Loguercio

- ENTRISTECERSE PARA RENOVAR FUERZAS, por Marcial Perez

- El Engaño - Parte II, por Marcial Perez

- PIENSA POSITIVO, por Marcial Perez

- NEUROCIENCIAS APLICADAS AL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

- Percepción, la decisión y la ejecución en el juego por Alejandro Orbelli

- Pensando en voz alta sobre la Iniciación a los Deportes de Equipo por Alejandro Orbelli

- Cómo enseñar el deporte en la escuela? por Alejandro Orbelli

- La estrella del potrero, por Marcial Perez

- La Percepción Motora en el Adulto Mayor

- TALLER PRACTICO - Neurociencias Aplicadas al Entrenamiento Deportivo

- Fatiga cognitiva, por Marcial Perez y Ramiro Loguercio

- Taller Neurociencias aplicadas al entrenamiento, en Buenos Aires

- ¿Qué beneficios podría acercar la meditación al ámbito del deporte? (parte II), por Marcial Perez

- Meditación en el deporte (parte I), por Marcial Perez

- Ventajas de la utilización de los juegos motores con pelotas para la enseñanza/aprendizaje de los deportes, por Alejandro Orbelli

- LOS INVITAMOS A UN EVENTO UNICO!!

- ESTILOS DE APRENDIZAJE? por Marcial Perez

- Emociones en el fútbol‏, por Marcial Perez

- Confianza & Rendimiento, por Marcial Perez y Ramiro Loguercio

- ¿CASTIGAR EL ERROR? por Marcial Perez

- 1ER CAMPUS DE NEUROCIENCIA aplicada al ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

- ENTRENAR LA MENTE PARA GESTIONAR EL MOVIMIENTO, por Marcial Perez

- ¿QUÉ, CÓMO, QUIÉN, CUÁNDO? por Marcial Perez

- ¡A MOVERSE PARA ACONDICIONAR EL CEREBRO!

- ESTIMULANDO EL DESARROLLO INDIVIDUAL, por Marcial Perez

- DESARROLLAR EL PENSAMIENTO CRÍTICO, por Marcial Perez

- LATERALIDAD EN EL DEPORTE, por Marcial Perez

- COMO SE MODIFICA EL CEREBRO MEDIANTE EL ENTRENAMIENTO MUSICAL Y EL DEPORTIVO, por Marcial Perez

- EL DELICADO ARTE DE DESPERTAR VIDAS, por Marcial Perez

- PRESENTE, PASADO Y FUTURO DE LA FELICIDAD, por Marcial Perez

- PENSAMIENTO DIVERGENTE, por Marcial Perez

- UN CEREBRO DISTINTO, por Marcial Perez

- TU CUERPO EN TU PENSAMIENTO, por Marcial Perez

- ENTRENAR LA DISTRACCIÓN, por Marcial Perez

- TIPS a considerar para la confección de una sesión de entrenamiento, por Ramiro Loguercio

- Algunas consideraciones sobre la "LECTURA DE JUEGO"

- Aprendizaje y entrenamiento - Similitudes en el proceso de adquisición de hábitos, por Ramiro Loguercio

- "Nuestras decisiones nunca dependen apenas de la razón" John Dylan Haynes

- 1ras Jornadas informativas en Neurociencia y Deporte.

- Programación para el éxito - Como aprende el cerebro por Marcial Perez

- La condición fisica en los niños y jóvenes

- Test Mouche

- Breve Historia de la Optometría Deportiva

- Curso en Viña del Mar

- Campus de Voley Formativo en Hernando. Cordoba

- ELEGIR EL APRENDIZAJE, COMO LAS ABEJAS